Embarazo de riesgo, ¿es posible prevenirlo?
a close up of a imdi
Grether

Manu

8 de febrero de 2024

¿Prevenir un embarazo de riesgo es posible? 

A continuación, vamos a explorar qué factores pueden contribuir a un embarazo de alto riesgo y qué medidas se pueden tomar para minimizar los riesgos.

La información de esta guía, sumada a la atención profesional y los cuidados adecuados serán un excelente punto de partida para cuidar la salud de madre y bebé.

¡Acompáñanos en este viaje para entender cómo hacer que tu embarazo sea lo más seguro y exitoso posible!

¿Qué es un embarazo de riesgo? 

Un embarazo de riesgo se refiere a una gestación en la que existen condiciones o circunstancias que aumentan las posibilidades de complicaciones tanto para la madre como para el bebé.

Si bien todos los embarazos conllevan cierto nivel de riesgo, aquellos considerados de alto riesgo requieren una atención y seguimiento más cuidadosos debido a factores que pueden poner en peligro la salud de la madre, el desarrollo del feto o el curso del embarazo.

Algunos factores que pueden categorizar un embarazo como de alto riesgo incluyen:

  1. Edad materna avanzada (mujeres mayores de 35 años).
  2. Problemas de salud preexistentes, como hipertensión arterial o diabetes.
  3. Complicaciones médicas durante el embarazo, como preeclampsia o diabetes gestacional.
  4. Historial obstétrico complicado, como abortos espontáneos recurrentes o partos prematuros.
  5. Estilo de vida poco saludable, como fumar, beber alcohol o consumir drogas.
  6. Embarazos múltiples (gemelos, trillizos, etc.).
  7. Exposición a factores ambientales o toxinas durante el embarazo.
  8. Obesidad o bajo peso.
  9. Exposición a infecciones.
  10. Factores genéticos o hereditarios.

Ahora hablemos sobre los factores de riesgo en embarazos con técnicas de reproducción asistida:

La edad de la mujer es el tema principal.

A mayor edad, mayor probabilidad de desarrollar complicaciones durante el embarazo, se haya logrado de forma natural o con técnicas de reproducción asistida. 

En el caso de la fecundación in vitro, las chances de tener un embarazo múltiple son  mayores. Los embarazos múltiples, de por sí, pueden aumentar también el riesgo de complicaciones. 

Desde luego, cada embarazo es único y puede estar influenciado por una variedad de factores, por lo que es importante recibir atención prenatal adecuada y discutir cualquier preocupación con un profesional médico.

Síntomas del embarazo de alto riesgo 

  • Presión arterial alta o hipertensión

La presión arterial alta durante el embarazo puede ser un signo de preeclampsia, una complicación grave que requiere atención médica inmediata.

  • Proteína en la orina

La presencia de proteína en la orina puede ser un indicio de preeclampsia u otras complicaciones del embarazo.

  • Sangrado vaginal

El sangrado vaginal durante el embarazo puede ser un signo de placenta previa, desprendimiento de placenta u otras complicaciones graves.

  • Dolor abdominal intenso

El dolor abdominal intenso o persistente puede ser un signo de complicaciones como el desprendimiento de placenta, la rotura prematura de membranas o la torsión ovárica.

  • Movimientos fetales disminuidos

La disminución en la frecuencia o intensidad de los movimientos fetales puede ser un signo de problemas con el bienestar del bebé y requiere evaluación médica inmediata.

  • Dolor de cabeza intenso o persistente

Los dolores de cabeza persistentes, especialmente si están acompañados de visión borrosa, hinchazón o dolor abdominal, pueden ser un signo de preeclampsia.

  • Dificultad para respirar

La dificultad para respirar o la falta de aire pueden ser un signo de complicaciones como embolia pulmonar o problemas cardíacos relacionados con el embarazo.

Es importante tener en cuenta que algunos embarazos de alto riesgo pueden ser asintomáticos al principio.

Por lo tanto, es fundamental realizar visitas prenatales regulares y comunicar cualquier preocupación o síntoma nuevo al profesional médico de inmediato para una evaluación adecuada y un manejo temprano de cualquier complicación potencial.

¿Cómo prevenir un embarazo de alto riesgo?

La prevención de un embarazo de riesgo implica adoptar prácticas y cuidados antes y durante la gestación para minimizar los factores de riesgo y mejorar las posibilidades de un embarazo saludable.

Aquí hay algunas medidas que pueden contribuir a la prevención:

  1. Consulta médica preconcepcional

Antes de concebir, es recomendable asistir a consultas médicas preconcepcionales para evaluar la salud antes del embarazo y, en caso de que exista alguna enfermedad o condicionar, se puede brindar el respectivo tratamiento. 

  1. Control de enfermedades crónicas

Las mujeres con enfermedades crónicas, como la diabetes o la hipertensión, deben mantener un control adecuado de su condición antes de concebir.

  1. Ácido fólico y otros suplementos

El consumo de ácido fólico antes y durante el embarazo ayuda a prevenir defectos del tubo neural en el feto.

Además, existen otros suplementos que pueden ser recomendados según las necesidades individuales y el tipo de tratamiento de fertilidad, si es el caso. 

  1. Estilo de vida saludable

Adoptar una dieta equilibrada, mantener un peso saludable y realizar actividad física moderada contribuyen a un embarazo más saludable.

  1. Evitar sustancias nocivas

La exposición a sustancias como el alcohol, el tabaco y drogas recreativas puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo.

En este sentido, resultará crucial evitar estas sustancias antes y durante la gestación.

  1. Control prenatal regular

Asistir a citas regulares de control prenatal es esencial para monitorear el desarrollo del embarazo y abordar cualquier problema de manera temprana.

  1. Manejo del estrés

«El estrés es un factor importante en la infertilidad. Puede interferir con las hormonas necesarias para la ovulación, reducir la calidad del esperma y afectar negativamente la función reproductiva.» – Asociación Americana de Psicología (APA).

Adoptar técnicas de manejo del estrés, como el yoga o la meditación, puede ser beneficioso.

  1. Educación sobre el embarazo

Obtener información sobre los síntomas normales y las señales de advertencia durante el embarazo puede ayudar a identificar cualquier problema potencial.

Adoptar un estilo de vida saludable, controlar enfermedades crónicas, recibir atención prenatal regular y evitar sustancias nocivas son acciones que pueden contribuir a un embarazo más saludable y con menor riesgo de complicaciones.

Sin embargo, no todos los factores de riesgo son completamente prevenibles. Es importante comprender que la genética y otros factores pueden influir en la salud del embarazo.

Tratamientos de fertilidad para un embarazo exitoso

Para lograr un embarazo exitoso sin potenciar riesgos, es crucial elegir tratamientos de fertilidad seguros y efectivos.

Algunas opciones incluyen:

Es fundamental trabajar en estrecha colaboración con un equipo médico especializado en reproducción asistida para personalizar el tratamiento según las necesidades individuales y minimizar cualquier riesgo potencial.

Con el asesoramiento adecuado y la atención médica adecuada, se pueden aumentar significativamente las posibilidades de un embarazo exitoso y un parto seguro.

reseñando fertilidad

Guía de Fertilidad

Aprenda los conceptos básicos del tratamiento de fertilidad con una guía gratuita que le describirá qué esperar durante su tratamiento.

La descarga se ha realizado con éxito

Abrir chat