fbpx

Nutrición fértil

Una dieta equilibrada es básica para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y juega un papel muy importante en el sistema reproductor, tanto femenino como masculino.

Las carencias o excesos de ciertos nutrientes pueden repercutir de forma negativa en la fertilidad. Es por ello que se recomienda mantener un peso adecuado y llevar una dieta que contenga los nutrientes necesarios. 

RECOMENDACIONES DIETÉTICAS

Desde nuestra consulta de nutrición queremos proporcionar recomendaciones que optimicen la fertilidad.

 

                                Alimentos que influyen en la fertilidad

 

femenina

Acido fólico: lo podemos encontrar en verduras de hoja verde ( espinacas, acelgas …), cereales, frutos secos. Un déficit de este nutriente podría estar relacionado con el riesgo de aborto espontáneo. Es por eso que durante el embarazo, los especialistas recomiendan un suplemento complementario a la dieta diaria.

Vitamina A y B-carotenos: se encargan de ayudar a regular el ciclo menstrual. Interfieren en el desarrollo de la placenta y en otros aspectos de la reproducción femenina. Estas vitaminas las podemos encontrar en hortalizas y frutas de color rojizo.

Vitamina E: tiene un alto poder antioxidante. La podemos adquirir de los aceites vegetales o de los frutos secos.

Zinc: juega un papel importante en la ovulación, en la fertilidad y en el embarazo. Un déficit podría provocar aborto espontáneo, malformaciones , retraso de crecimiento…

Hierro: en toda dieta de la mujer hay que controlar los aportes de Hierro pero especialmente durante el embarazo. Debido a que durante esta etapa aumenta la demanda. Los alimentos que nos aportan hierro son: pescados, legumbres , frutos secos, verduras y carnes.

MASCULINA

Omega-3: beneficioso a nivel cardiovascular y es un pilar básico de nuestro organismo. Lo podemos encontrar en aceites vegetales o frutos secos.

Ácido fólico: este nutriente ayuda en la movilidad y el número de espermatozoides. Un déficit podría dar lugar a alteraciones de los espermatozoides y afectar al futuro bebé. Lo encontramos en legumbres , frutos secos y verduras de hoja verde. 

Antioxidantes como las vitaminas C, E, A se encargan de proteger el aparato reproductor masculino. Ayudan a la producción de progesterona, una de las hormonas necesarias en el sistema reproductor masculino. 

Selenio: antioxidante que influye en la calidad de los espermatozoides. Se encuentra en los cereales integrales, los pescados y los mariscos.

Zinc: otro antioxidante que tiene un papel importante en el desarrollo de los órganos sexuales. También puede mejorar la movilidad y cantidad del esperma.

 

 

 

Estilo de vida saludable

Ambas partes deben cuidarse. 

Buenos hábitos de vida pueden mejorar considerablemente las posibilidades de embarazo.

Comer sano

Evitar alimentos tóxicos como el consumo de tabaco o alcohol. Pueden provocar graves consecuencias para la salud. Dificultar la concepción y afectar en el desarrollo del bebé en el útero materno.

Hacer ejercicio

Busca algún momento al día para practicar alguna actividad: mejora tu estado físico y controla el peso.

Tiempo de relax

 Descansa y busca tiempo para relajarte. Las situaciones de estrés, un ritmo de vida intenso… también pueden dificultar la concepción.

Consulta con un especialista

Valoración personalizada

Las recomendaciones aquí publicadas son generales. Nuestro consejo es consultar siempre a un profesional para tener una valoración personalizada en cada caso.  

En Gaia contamos con la colaboración de Silvia Poncela, experta en nutrición, quien estará encantada de asesorar a los pacientes que lo soliciten en el camino hacia el embarazo.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

 

GAIA

Asesoramiento Nutricional

LLÁMANOS

+ 34 633 06 08 66