5 consejos para gestionar el estrés durante un tratamiento de fertilidad
Grether

Dra. Grether Perez Diaz

21 de septiembre de 2023

Someterse a un tratamiento de fertilidad suele estar cargado de sentimientos abrumadores, y no porque sean negativos, sino por lo intensos que son. 

No importa si lo haces en pareja o si has decidido hacerlo por cuenta propia para cumplir tu sueño de ser madre, sentirás alegría, incertidumbre, añoranza y miedo a partes iguales. 

Cuidar de estas emociones será crucial durante el proceso, especialmente de aquellas asociadas al estrés y la ansiedad. 

En este artículo, vamos a profundizar sobre la estrecha relación entre el estrés y la fertilidad. 

Asimismo, te daremos cinco valiosos consejos para gestionar tus emociones antes, durante y después de un tratamiento de fertilidad

Porque sí, entendemos tus emociones, tus miedos y tus esperanzas, y estamos aquí para guiarte.

Relación entre estrés y tratamiento de fertilidad

En el intrincado mundo de la fertilidad, la mente y el cuerpo están inextricablemente entrelazados.

La capacidad de concebir un hijo es una aspiración profundamente arraigada en la mayoría de las personas, y su realización puede verse influenciada por una serie de factores, tanto físicos como emocionales.

Uno de estos factores cruciales que a menudo pasa desapercibido es el estrés.

El estrés es una respuesta natural del organismo a situaciones desafiantes o amenazantes, pero cuando se vuelve crónico o abrumador, puede tener efectos profundos en nuestro bienestar.

En este contexto, exploremos cómo este estrés afecta a mujeres y hombres que intentan concebir. 

En mujeres

El estrés está muy vinculado a la salud reproductiva de la mujer, tanto así, que puede incluso desencadenar irregularidades en el ciclo menstrual.

Esto significa que los períodos pueden volverse impredecibles, lo que dificultará la predicción de la ovulación, uno de los aspectos más importantes para concebir.

Cuando el ciclo menstrual se vuelve irregular, identificar el momento óptimo para intentar la concepción se vuelve un desafío cargado de desaciertos que, además, generan mayor ansiedad y tensión. 

Las mujeres con altos niveles de estrés y ansiedad pueden ovular hasta un 20 % menos.

Por otro lado, las tensiones emocionales relacionadas con el estrés pueden tener un efecto negativo en la producción de hormonas esenciales para la fertilidad.

Se cree que el estrés también puede alterar la función uterina, lo que complica la implantación del óvulo fertilizado en el útero. 

En hombres

El estrés crónico puede reducir la calidad y cantidad de esperma.

Esto puede resultar en una disminución en la producción de esperma y, en algunos casos, una menor movilidad y morfología de los espermatozoides.

La reducción de la cantidad y calidad de espermatozoides dificulta la fertilización, ya que menos espermatozoides saludables están disponibles para alcanzar y fertilizar el óvulo. 

Por otro lado, la tensión emocional y mental aumenta la frustración de la pareja, lo que a su vez, produce más estrés.

Estrés y emociones relacionadas

Durante un tratamiento de fertilidad, el estrés es una compañía constante que despierta una serie de emociones abrumadoras.

Entre ellas se encuentran el miedo, la ansiedad, la tristeza y la desesperanza, sentimientos que pueden resultar abrumadores para quienes anhelan con fervor convertirse en padres.

Vamos más de cerca este escenario. 

  • Miedo

Este temor se arraiga en la preocupación de que el tratamiento no tenga éxito, en la anticipación de nuevas desilusiones y en el temor de no ver realizado el sueño de acunar a un bebé.

El miedo, en ocasiones puede llegar a ser paralizante y sumamente agotador. 

  • Ansiedad

La ansiedad surge de la incertidumbre constante que rodea a los tratamientos de fertilidad.

Las visitas médicas, las pruebas y la espera de los resultados pueden provocar niveles elevados de ansiedad en quienes atraviesan este proceso.

a man and woman are holding a baby

  • Tristeza

La tristeza a menudo se experimenta debido a la sensación de falta de control sobre la propia fertilidad.

Observar a otros con bebés en brazos puede intensificar esta emoción, generando preguntas sobre por qué concebir parece ser tan difícil.

  • Desesperanza

Cuando los tratamientos no brindan resultados inmediatos o cuando se sufre una pérdida, la desesperanza puede arroparnos como una marea. 

Incluso, puede hacer que las parejas o futuras madres se cuestionen si alguna vez lograrán tener un bebé.

Comprender que estas emociones serán una parte natural de este viaje, para aceptarlas y manejarlas de manera saludable será esencial para tu bienestar psicológico.

Recuerda, el primer paso para abordar estas emociones es reconocer que no estás solo en tus sentimientos y, en consecuencia, aplicar los siguientes consejos. 

5 consejos para gestionar el estrés durante un tratamiento de fertilidad

Estas recomendaciones, en términos generales, serán útiles para todas las mujeres y parejas que buscan concebir. 

Desde luego, hay casos en los que el apoyo quizás deba ser mayor, ¡y está perfectamente bien! Somos diferentes y nuestras necesidades también lo son. 

#1 El apoyo psicológico es fundamental

Un terapeuta especializado en tratamientos de fertilidad será un recurso invaluable durante el proceso.

En nuestra Clínica de Fertilidad Gaia, contamos con un equipo humano comprometido y dedicado a brindar apoyo emocional y psicológico a las mujeres y parejas que reciben tratamientos para concebir.

#2 Crea un sistema de apoyo

No tienes que hacer esto solo. Habla con amigos y familiares en quienes confíes sobre tu experiencia.

Compartir tus sentimientos puede ayudarte a sentirte más respaldado.

#3 Comunica abiertamente tus emociones 

Mantén una comunicación abierta y honesta con tu pareja.

Compartir tus preocupaciones y miedos fortalecerá vuestro vínculo y os ayudará a afrontar juntos este desafío.

#4 No te llenes de expectativas

Si bien es importante mantener la esperanza, también es crucial ser realista. Los tratamientos de fertilidad pueden ser impredecibles.

No te exijas a ti mismo o a tu pareja más de lo necesario. Aprende a fluir con las circunstancias.

#5 Cuida tu bienestar

No te olvides de ti en este proceso. Encuentra formas de relajarte, como la meditación, el yoga, ejercicios o simplemente dar un paseo por la naturaleza.

El autocuidado es esencial para mantener un equilibrio emocional.

Tratamientos en nuestra Clínica de Fertilidad Gaia

En Clínica de Fertilidad Gaia, comprendemos lo complejo que puede ser este camino.

Por ello, disponemos de un equipo humano interdisciplinario y especializado en tratamientos de vanguardia y en apoyo emocional.

Además, te ofrecemos una amplia gama de tratamientos de fertilidad, como la inseminación artificial y la fecundación in vitro.

También nos especializamos en el Método ROPA y la ovodonación.

¿Quieres saber más de nuestros tratamientos?

Consulta la Guía de tratamientos aquí >>

 

 

Categorías: Apoyo psicológico
reseñando fertilidad

Guía de Fertilidad

Aprenda los conceptos básicos del tratamiento de fertilidad con una guía gratuita que le describirá qué esperar durante su tratamiento.

La descarga se ha realizado con éxito

Abrir chat