5 consejos para gestionar el estrés durante un tratamiento de fertilidad

Someterse a un tratamiento de fertilidad suele estar cargado de sentimientos abrumadores, y no porque sean negativos, sino por lo intensos que son. 

No importa si lo haces en pareja o si has decidido hacerlo por cuenta propia para cumplir tu sueño de ser madre, sentirás alegría, incertidumbre, añoranza y miedo a partes iguales. 

Cuidar de estas emociones será crucial durante el proceso, especialmente de aquellas asociadas al estrés y la ansiedad. 

En este artículo, vamos a profundizar sobre la estrecha relación entre el estrés y la fertilidad. 

Asimismo, te daremos cinco valiosos consejos para gestionar tus emociones antes, durante y después de un tratamiento de fertilidad

Porque sí, entendemos tus emociones, tus miedos y tus esperanzas, y estamos aquí para guiarte.

Relación entre estrés y tratamiento de fertilidad

En el intrincado mundo de la fertilidad, la mente y el cuerpo están inextricablemente entrelazados.

La capacidad de concebir un hijo es una aspiración profundamente arraigada en la mayoría de las personas, y su realización puede verse influenciada por una serie de factores, tanto físicos como emocionales.

Uno de estos factores cruciales que a menudo pasa desapercibido es el estrés.

El estrés es una respuesta natural del organismo a situaciones desafiantes o amenazantes, pero cuando se vuelve crónico o abrumador, puede tener efectos profundos en nuestro bienestar.

En este contexto, exploremos cómo este estrés afecta a mujeres y hombres que intentan concebir. 

En mujeres

El estrés está muy vinculado a la salud reproductiva de la mujer, tanto así, que puede incluso desencadenar irregularidades en el ciclo menstrual.

Esto significa que los períodos pueden volverse impredecibles, lo que dificultará la predicción de la ovulación, uno de los aspectos más importantes para concebir.

Cuando el ciclo menstrual se vuelve irregular, identificar el momento óptimo para intentar la concepción se vuelve un desafío cargado de desaciertos que, además, generan mayor ansiedad y tensión. 

Las mujeres con altos niveles de estrés y ansiedad pueden ovular hasta un 20 % menos.

Por otro lado, las tensiones emocionales relacionadas con el estrés pueden tener un efecto negativo en la producción de hormonas esenciales para la fertilidad.

Se cree que el estrés también puede alterar la función uterina, lo que complica la implantación del óvulo fertilizado en el útero. 

En hombres

El estrés crónico puede reducir la calidad y cantidad de esperma.

Esto puede resultar en una disminución en la producción de esperma y, en algunos casos, una menor movilidad y morfología de los espermatozoides.

La reducción de la cantidad y calidad de espermatozoides dificulta la fertilización, ya que menos espermatozoides saludables están disponibles para alcanzar y fertilizar el óvulo. 

Por otro lado, la tensión emocional y mental aumenta la frustración de la pareja, lo que a su vez, produce más estrés.

Estrés y emociones relacionadas

Durante un tratamiento de fertilidad, el estrés es una compañía constante que despierta una serie de emociones abrumadoras.

Entre ellas se encuentran el miedo, la ansiedad, la tristeza y la desesperanza, sentimientos que pueden resultar abrumadores para quienes anhelan con fervor convertirse en padres.

Vamos más de cerca este escenario. 

  • Miedo

Este temor se arraiga en la preocupación de que el tratamiento no tenga éxito, en la anticipación de nuevas desilusiones y en el temor de no ver realizado el sueño de acunar a un bebé.

El miedo, en ocasiones puede llegar a ser paralizante y sumamente agotador. 

  • Ansiedad

La ansiedad surge de la incertidumbre constante que rodea a los tratamientos de fertilidad.

Las visitas médicas, las pruebas y la espera de los resultados pueden provocar niveles elevados de ansiedad en quienes atraviesan este proceso.

a man and woman are holding a baby

  • Tristeza

La tristeza a menudo se experimenta debido a la sensación de falta de control sobre la propia fertilidad.

Observar a otros con bebés en brazos puede intensificar esta emoción, generando preguntas sobre por qué concebir parece ser tan difícil.

  • Desesperanza

Cuando los tratamientos no brindan resultados inmediatos o cuando se sufre una pérdida, la desesperanza puede arroparnos como una marea. 

Incluso, puede hacer que las parejas o futuras madres se cuestionen si alguna vez lograrán tener un bebé.

Comprender que estas emociones serán una parte natural de este viaje, para aceptarlas y manejarlas de manera saludable será esencial para tu bienestar psicológico.

Recuerda, el primer paso para abordar estas emociones es reconocer que no estás solo en tus sentimientos y, en consecuencia, aplicar los siguientes consejos. 

5 consejos para gestionar el estrés durante un tratamiento de fertilidad

Estas recomendaciones, en términos generales, serán útiles para todas las mujeres y parejas que buscan concebir. 

Desde luego, hay casos en los que el apoyo quizás deba ser mayor, ¡y está perfectamente bien! Somos diferentes y nuestras necesidades también lo son. 

#1 El apoyo psicológico es fundamental

Un terapeuta especializado en tratamientos de fertilidad será un recurso invaluable durante el proceso.

En nuestra Clínica de Fertilidad Gaia, contamos con un equipo humano comprometido y dedicado a brindar apoyo emocional y psicológico a las mujeres y parejas que reciben tratamientos para concebir.

#2 Crea un sistema de apoyo

No tienes que hacer esto solo. Habla con amigos y familiares en quienes confíes sobre tu experiencia.

Compartir tus sentimientos puede ayudarte a sentirte más respaldado.

#3 Comunica abiertamente tus emociones 

Mantén una comunicación abierta y honesta con tu pareja.

Compartir tus preocupaciones y miedos fortalecerá vuestro vínculo y os ayudará a afrontar juntos este desafío.

#4 No te llenes de expectativas

Si bien es importante mantener la esperanza, también es crucial ser realista. Los tratamientos de fertilidad pueden ser impredecibles.

No te exijas a ti mismo o a tu pareja más de lo necesario. Aprende a fluir con las circunstancias.

#5 Cuida tu bienestar

No te olvides de ti en este proceso. Encuentra formas de relajarte, como la meditación, el yoga, ejercicios o simplemente dar un paseo por la naturaleza.

El autocuidado es esencial para mantener un equilibrio emocional.

Tratamientos en nuestra Clínica de Fertilidad Gaia

En Clínica de Fertilidad Gaia, comprendemos lo complejo que puede ser este camino.

Por ello, disponemos de un equipo humano interdisciplinario y especializado en tratamientos de vanguardia y en apoyo emocional.

Además, te ofrecemos una amplia gama de tratamientos de fertilidad, como la inseminación artificial y la fecundación in vitro.

También nos especializamos en el Método ROPA y la ovodonación.

¿Quieres saber más de nuestros tratamientos?

Consulta la Guía de tratamientos aquí >>

 

 

Cuándo considerar una Fecundación In Vitro FIV

A veces, a pesar de todos los intentos y esperanzas, el embarazo no llega como lo deseamos. En esos momentos, es natural que busques opciones que te brindan la oportunidad de cumplir el sueño de ser madre. La Fecundación In Vitro FIV es una de ellas. 

La lucha por concebir un hijo puede ser emocionalmente agotadora, muchas mujeres alrededor del mundo la experimentan cada año. 

Por fortuna, existen tratamientos de fertilidad que ayudan a superar con éxito los obstáculos.

A continuación, profundizaremos sobre una de las más efectivas técnicas para mujeres y parejas que desean cumplir el sueño de ser padres: la Fecundación in vitro FIV

Acompáñanos en esta lectura que profundiza las indicaciones médicas, los factores a tener en cuenta y los tipos de FIV disponibles.

Fecundación In Vitro FIV: indicaciones y factores a tener en cuenta

La fecundación In Vitro es una técnica de reproducción asistida que implica la fertilización de óvulos fuera del cuerpo y su posterior implantación en el útero.

Desde luego, es un proceso meticuloso con altas tasas de éxito que ofrece a cientos de parejas, que han intentado concebir, lograr un embarazo exitoso. 

Ahora, ¿bajo cuáles escenarios se puede considerar una FIV?

Los principales son:

1. Problemas de fertilidad

Cuando se han explorado otras opciones y no se ha logrado un embarazo, la Fecundación In Vitro FIV puede ser un enfoque valioso.

La FIV ofrece la oportunidad de concebir un hijo en hombres y mujeres con problemas de fertilidad

2. Endometriosis

La endometriosis es una patología que causa alteraciones en la función normal del sistema reproductor femenino y la fertilidad.

Algunos estudios arrojan que hasta un 25% de las pacientes de tratamientos de fertilidad padece de esta enfermedad. 

La FIV es una opción a considerar para las mujeres y parejas que enfrentan este desafío.

Alrededor del 10% de los 367.000 nacimientos en España se lograron mediante la utilización de técnicas de reproducción asistida.

3. Baja calidad del esperma

En los casos en que la calidad del esperma es baja, la Fecundación In Vitro FIV puede ayudar a superar esta condición al permitir la selección de espermatozoides de mejor calidad para la fertilización.

4. Problemas tubáricos

Son alteraciones en las trompas de falopio que obstaculizan o, en algunos casos, imposibilitan el proceso de concepción.

Si las trompas de Falopio están bloqueadas o dañadas, la FIV es una forma de superar esta barrera anatómica para la concepción.

5. Factores desconocidos

A veces, a pesar de todos los exámenes médicos, la causa exacta de la infertilidad no se encuentra.

La Fecundación In Vitro puede ser una opción efectiva en casos como estos.

¿Es la Fecundación In Vitro FIV adecuada para ti?

La FIV puede ser una opción esperanzadora, pero es esencial entender que no es la solución para todos los casos de infertilidad.

Hay ciertos factores a tener en cuenta al considerar este tratamiento:

  1. Riesgos y Patologías Previas

Algunas condiciones médicas pueden aumentar los riesgos asociados con la Fecundación In Vitro.

Es importante discutir con un especialista si tiene condiciones como diabetes, hipertensión o enfermedades cardíacas.

  1. Una edad muy avanzada 

La edad juega un papel crucial en el éxito de la Fecundación In Vitro.

A medida que una mujer envejece, la calidad y cantidad de sus óvulos disminuyen, lo que puede influir en la eficacia del tratamiento.

En nuestra clínica de fertilidad consideramos todos los factores para ayudarte a elegir el tratamiento con las mayores tasas de éxitos según tu caso particular. 

  1. Factores emocionales

La FIV, y cualquier otro tratamiento de fertilidad, puede ser un proceso emocionalmente desafiante, por lo que el acompañamiento emocional y psicológico será crucial en todas las etapas del tratamiento.

the sperm is being fertilized by the egg

Tipos de Fecundación In Vitro FIV

Existen diferentes enfoques de FIV, cada uno con sus propias características y resultados potenciales. Dos de estos tipos son la Mini FIV y la FIV Genética.

Mini FIV

La Mini FIV es una variante de la FIV convencional que utiliza una estimulación ovárica suave en lugar de la estimulación intensiva utilizada en la FIV tradicional.

Esto puede ser una opción para mujeres que desean un enfoque más suave y minimizar el riesgo de efectos secundarios de la estimulación ovárica.

Aunque puede resultar en una menor cantidad de óvulos, puede ser adecuado para algunas personas y ha demostrado ser exitoso en muchos casos.

Este procedimiento está indicado en:

  • mujeres con menos de 35 años que tengan una reserva ovárica saludable,
  • aquellas que han experimentado ciclos anteriores de Fecundación In Vitro o Inseminación Artificial y,
  • pacientes con riesgo de hiperestimulación ovárica.

FIV Genética

Esta variante de la Fecundación In Vitro, también conocida como FIV con diagnóstico genético preimplantacional (DGP), permite la selección de embriones libres de ciertas enfermedades genéticas hereditarias antes de la implantación.

Esto es especialmente relevante si existe una historia familiar de condiciones genéticas o cromosómicas.

  • Este procedimiento está indicado para mujeres mayores a 37 años, con fallos repetidos de FIV con sus propios óvulos, o que hayan presentado abortos anteriores o fallos de implantación, entre otros. 

La decisión de considerar la Fecundación In Vitro es un paso importante, y no estás sola en este viaje. 

Si sientes que la FIV puede ser la respuesta que has estado buscando, te alentamos a ponerte en contacto con nosotros para una consulta personalizada. 

Nuestro equipo de profesionales está a tu disposición para orientarte en cada etapa de este proceso. Contarás con el respaldo, la información y la atención que requieras.

Juntos, podemos explorar tus opciones y trabajar hacia el hermoso regalo de la maternidad.

No te rindas en tu búsqueda de ser madre; estamos aquí para ayudarte a hacer realidad tu sueño.

Emociones fundamentales que te impiden seguir adelante en la búsqueda de la maternidad.

Grether
Anna ferrer

Interesante conversación entre la Dra. Grether Pérez y Anna Ferré, Terapeuta en Fertilidad Consciente.

La Dra Grether Pérez y su equipo siempre han creido y defendido la imporrancia del ser en su conjunto a la hora de enfrentar un caso de infertilidad. Por tal razón hoy trae a Anna Ferré, Terapeuta en Fertilidad Consciente, quien apoya a nuestra clínica en aquellos casos que entendemos necesitan de su evaluacion y tratamiento difreenciado para lograr el éxito de su tratamiento de reproduccóin asistida.

Anna ferrer

Hola muy buenos días, soy Ana Ferrer, especialista en casos de apoyo emocional a mujeres que estan en busca de la maternidad y estoy aquí con la Dra. Grether Pérez para contaros algo que es muy importante para todas las mujeres cuando están en la búsqueda de la maternidad.

Después de tantos años que llevamos acompañando a cientos de mujeres en este camino tan intenso como es la maternidad, queremos contaros que desde nuestra experiencia son muy pocas las mujeres que no lo han conseguido. ¿Y cuál es la clave? me vas a preguntar, pues muy sencillo:

Hay dos emociones fundamentales que te permiten seguir adelante en la búsqueda y no tirar la toalla, y son, la ilusión y la esperanza. 

Por favor Dra. ¿nos puede contar cuál es si criterio y experiencia al respecto? 

Grether

 

Estamos totalmente de acuerdo en ello. Sí que es cierto que nosotros percibimos que el 65% de las pacientes que vemos en nuestras consultas, la gran mayoría son pacientes que tienen un compromiso emocional, especialmente porque son pacientes que, o tienen un recorrido de tratamientos anteriores, o tienen un recorrido de búsqueda de embarazo de manera natural, que ya las va desde el punto de vista emocional y psicológico, las va cargando y nuestra identificación es un 65%, con lo cual es un porciento nada despreciable. 

Ahora bien, es complicado ya que es difícil mantener a las pacientes, una vez que le has explicado y que deciden empezar un tratamiento de reproducción asistida, mantenerlas en un equilibrio emocional. Sin embargo,  hay que explicarles bien a las pacientes que aunque ellas crean que emocionalmente están bien, que están equilibradas para afrontar un tratamiento de reproducción asistida, pues es muy complicado y no siempre es asi.

La gran mayoría de pacientes necesitarían un apoyo psicológico, porque lo que sí tenemos más que demostrado es que el estrés y todos los aspectos clínicos que se derivan de él, me refiero por ejemplo a estados de ansiedad, estados de tristeza, estados de depresión profunda, van a influir ya no solo sobre el éxito de tener o de conseguir un embarazo de manera natural, sino también del éxito a la hora de hacer un tratamiento de reproducción asistida. 

Sabemos que esto tiene un por qué,  lo cual queremos trasmitirle y explicárselo, porque tenemos comprobado que puede ayudar mucho en un desenlace favorable y mas rápido cuando los pacientes se enfrentan a un tratamiento de fertilidad.

 

Anna ferrer

 

Nos puede explicar desde un punto de vista de la fisiología médica, ¿cómo funciona?

Grether

 

Por supuesto.

¿Por qué está básicamente determinada esta influencia? porque existe algo que se llama la glándula de la hipófisis, que es quien controla todas las secreciones hormonales, con lo cual, si inhibimos este funcionamiento y este flujo adecuado de hormonas FSH y Lh, pues sabemos que el ciclo natural de la mujer puede incluso desaparecer. Esta es una causa de amenorrea secundaria. El estrés del bloqueo de la hipófisis, además de que esto lleva secundariamente a aumento de valores de cortisol, que es una hormona que nos interesa mucho porque cuando está presente en un corto periodo de tiempo, por ejemplo, ese momento en el que me voy a someter a un examen y estoy totalmente eufórica, nerviosa, ese cortisol me sirve, es beneficioso porque me pone en alerta, pero cuando tengo un cortisol mantenido en el tiempo, como es el caso de las pacientes que se someten por largos periodos a tratamientos de reproducción asistida, en esa búsqueda de embarazo, pues ya esto provoca que todo se nos revierte y se produce un bloqueo.

Ese bloqueo parte del estado emocional de la paciente, por lo que es importante no solo que la paciente tenga unas trompas permeables, una buena reserva ovárica, una buena movilidad espermática, todo lo cual nos ocupamos de revisar antes de un tratamiento de fertilidad, pero también necesitamos que desde el punto de vista emocional, todo esto esté bien armónico para que fluya la respuesta, para que la mujer aumente la probabilidad de éxito. De aquí la insistencia e importancia de la intervención de especialistas como Anna, para que contribuya a que tengamos controladas a las pacientes desde el punto de vista emocional.

Creo que dentro de todo el proceso de reproduccion asistida, nosotros tenemos la intención y la obligación de ayudar, de apoyar, de acompañar a las pacientes, esto sin duda está presente en nuestro trabajo diario, pero ¿cómo hacemos que ese porciento de pacientes que identificamos que necesita este apoyo lo acepte?. Que acepte que debe ser acompañada más allá del ginecólogo, que es el que la paciente cree que le va a resolver cien por cien su problema, porque aquí es donde está el punto.

O sea, no es que mis pacientes me entreguen la responsabilidad a mí de que yo haga un tratamiento, que yo como clínico diseñe un buen protocolo de estimulación ovárica que haga una buena recolección de estudios previo a iniciar un ciclo, sino yo como clínico también necesito que esta paciente desde punto de vista emocional esté equilibrada. ¿Cómo hago? ¿Cómo hago para que esa paciente entienda la importancia de esta otra parte?

Anna ferrer

 

Claro, ¿qué sucede? Nos han explicado desde muy jóvenes que quedarse embarazadas es muy fácil.  Desde nuestra primera regla, todas nos han dicho ! Cuidado, no te quedes embarazada! con lo cual en la psique no tenemos asociado un problema, sino mas bien una preocupación porque esto suceda y es todo lo contrario a la razón de por qué estamos en una visita de reproducción, precisamente porque no nos quedamos embarazadas. 

Esto nos lleva apencar que mientras tenemos la regla creemos que somos fértiles y entonces sucede que retrasamos esta maternidad y recurrir a una ayuda profesional, sea con un tratamiento de reproducción asistida, sea con acupuntura, sea con nutrición, o sea con apoyo mental y emocional, nos cuesta aceptarlo porque se rompen los esquemas de nuestra psique. Es así de simple.

Grether

 

Sí, y otro dato interesante que me gustaría poner en conocimiento de las pacientes es que este problema (necesidad) de solicitar ayuda extra a la del tratamiento de fertilidad en si, actualmente no se ve tanto en la población anglosajona donde hay un poco más de normalidad a la hora de acudir, pedir, solicitar, aceptar, decir necesito ir al psicólogo, necesito ir a un especialista que me ayude a estar en armonía y a entender todo esto. Desgraciadamente aquí nos cuesta más, nos cuesta más porque seguimos con el pensamiento de que yo no tengo ningún problema mental y es como si acudir a un especialista extra, fuera un tabú, sin embrago tiene una explicación científica que hemos explicado anteriormente y que no es otra cosa que arte del funcionamiento normal del cuerpo humano y sus hormonas y mecanismos de defensa naturales.

Cuando a un paciente le sugerimos la importancia que solicite este tipo de ayuda extra al tratamiento, lo que nos encontramos es que se relaciona el que sería importante, sería aconsejable, sería beneficioso para ti y para mí como clínico, que te valoraras y que tuvieses un acompañamiento con el terapeuta en fertilidad, no siempre lo ven como lo que en la práctica clínica es normal.

Anna ferrer

 

Cuéntanos aquel caso donde la mujer tenía una reserva ovárica elevadísima de un seis y que no quedó embarazada. Cuenta este caso clínico. 

Grether

 

Correcto, sí. Como estos casos yo he tenido pocos, afortunadamente, pero sí los he tenido. Esto fue una paciente joven, 28 años, que quería preservar la fertilidad y era tal el conflicto que tenía entre su decisión de preservar la fertilidad y por otro lado su pareja que no le interesaba que ella preservara su fertilidad porque él sí que tenía tomada la decisión de que no quería tener más hijos porque tenía hijos de una pareja anterior. 

La contradicción en mi paciente de preservación se reflejaba en una especie de miedo que ella tenía al abandono por parte de la pareja cuando ella hiciera su tratamiento de preservación. 

Estamos hablando de una mujer sana de 28 años con una antimulleriana en seis, o sea, estamos hablando de una reserva ovárica importante donde casi que das por hecho, por lo menos, que vas a ir a punción y que vas a tener una buena captación ovocitaria. Y sí, estamos hablando de vitrificación. 

Con 28 años lo que me espero, a menos que me sorprenda como fue este caso, es tener una buena captación y que mi paciente tenga más de 12 ovocitos maduros para vitrificar. Bueno, pues el bloqueo fue tan brutal que aquella paciente hizo una respuesta totalmente asincrónica al ciclo de estimulación ovárica. Esa paciente se llevó a punción, se captaron dos óvulos que se verificaron sin ningún sentido. Es decir. ¿Cuál es la explicación científica de esto? Que tenía una baja reserva, que tenía más de 37 años, pues no, evidentemente no. El bloqueo, todo el eje totalmente bloqueado: hipotálamo, hipófisis, ovarios, bloqueado. 

Hace poco hicimos un directo donde decíamos ¨Somos seres biopsicosociales¨ lo cual quiere decir que lo que no tengamos equilibrado, no va a funcionar como debería ser, van a ser tangentes por donde se nos puede escapar un buen resultado de un tratamiento de fertilidad. 

Anna ferrer

 

Porque somos un todo. Las emociones y la mente, conjuntamente con el cuerpo físico, van de la mano, no van separados y todo lo que pensamos y sentimos influye en nuestro organismo e incluso en nuestra propia genética. 

La epigenética ya se ha hecho eco de esto científicamente y ha demostrado cómo a través de ensayos clínicos se llegó a constatar que no solamente heredamos el ADN de nuestros ancestros, sino también, por ejemplo, los traumas. 

Grether

 

A modo de anécdota, yo recuerdo que la primera vez que oí hablar de epigenética fue un documental donde se habían estudiado dos grupos de mujeres embarazadas cuando el atentado de las Torres Gemelas. En ese estudio se evaluó la repercusión que aquello tuvo sobre los hijos de mujeres que en esa fecha tenían 20 semanas de embarazo. Y luego recuerdo que se hablaba también de otro estudio donde se demostraba la trascendencia que había tenido los años de hambruna durante la guerra, sobre las generaciones posteriores, y estamos hablando de dos y tres generaciones en las que ese hecho repercutió.

Anna ferrer

 

Fíjate que la OMS actualmente ya está indicando que el 70% de lo que nos sucede a nivel interior viene marcado por el entorno en un 70%, cosa es un elevado porcentaje. 

Grether

 

Esto es totalmente cierto, esto será motivo de otra conversación, porque es súper interesante.  Aquí es donde están aquellos puntos ocultos en los que no les podemos dar a los pacientes una respuesta única de un sí o un no. 

Los pacientes (y nosotros los especialistas también) en ocaciones nos preguntamos qué está pasando si todas las pruebas salen bien ¿qué otros estudios falta por hacerme? ¿Por qué no me quedo embarazada? No fumo, no bebo, Hago deporte, soy vegetariana, soy sana entonces ¿por qué mis óvulos no están bien?, ó ¿por què mis espermatozoides no están bien?. Pues aquí es donde están esas respuestas, pero esto lo dejamos para otro día.

 Ana, hay algo que es importante reforzar. El otro día me preguntabas qué cantidad de paciente tengo que seas consciente que no lograste embarazar. Y mi respuesta fue: las que abandonaron el tratamiento. 

Anna ferrer

 

Fijaros lo importante que es lo que está diciendo la doctora, es fundamental, porque lo importante aquí es no abandonar. Ya sabemos que las fuerzas decaen, que el estado de ánimo no es el mismo que cuando empezamos un proceso, que se te va la esperanza, pero lo importante es no abandonar, porque formar una familia, tiene diferentes vías para llegar a ello, diferentes caminos o no? Gretter Correcto?

Grether

 

Correcto, Sí. A día de hoy la ciencia tiene varias opciones para ofrecer a las pacientes que tienen infertilidad, cosa que no teníamos hace 30 o 40 años atrás. Hace 30 o 40 años atrás la medicina reproductiva, la ciencia de la reproducción era muy joven, es joven aún, pero 30 ó 40 años atrás era muy joven y no teníamos tantas opciones como tenemos hoy. A día de hoy podemos usar tratamientos con gametos de donante, tanto óvulos como espermatozoides. Podemos adoptar embriones que hay en los laboratorios. No ponemos. No lo ponemos por. Porque hay una seguridad médica. No hay un límite. No hay un techo para decir. Usted puede hacer nada más que tres tratamientos de fecundación in vitro, tres estimulaciones ovárica, porque si hace más, aumenta el riesgo de tener cáncer de ovario o tener cáncer de mama. No, no se ha demostrado, porque si se hubiese demostrado esto, bueno, pues ya hubiésemos puesto unos protocolos para decir hasta aquí y esto es hasta aquí y ya está.

Sabemos perfectamente los que estamos en consulta cada día, que tenemos pacientes que se someten hasta cuatro o cinco y hasta seis ciclos de estimulaciones ováricas para acumular embriones o para acumular óvulos y demás estrategias que usamos. ¿Qué quiero decir con esto? Que opciones para que lleguen a tener ese niño hoy la ciencia la tiene, la tenemos, tenemos opciones de tratamientos para ofrecer. 

Otra cosa es que los pacientes abandonen. Para que abandonen casi siempre los dos factores fundamentales por los que deciden hacerlo son, en primerísimo lugar está el factor emocional, el desgaste, porque es realmente desgastante el elevado nivel de estrés y sin lugar a duda el factor económico que a día de hoy no podemos olvidarlo porque son tratamientos que todavía son caros y esto también puede ser una causa de estrés para los pacientes. Es decir, puede darse el caso de un paciente que te diga que esta emocionalmente preparada, pero no puedo porque económicamente no me lo puedo permitir. Y esto al final también genera estrés, sin hablar de medicina reproductiva y sin hablar de un proyecto de familia, una paciente con infertilidad sabemos que la sociedad a día de hoy está sometida a un nivel de estrés y muchas de las razones es causas económicas. En este punto estamos hablando de que no me puedo hacer un tratamiento que me va a permitir tener mi niño, tener mi familia, porque económicamente no me lo puedo permitir, pues esto ya se duplica absolutamente todo y el compromiso emocional es importantísimo.

Al margen de estos razonamientos, lo que si podemos garantizar es que quien persiste, sí que lo logra. 

Anna ferrer

 

Las parejas o mujeres que están entregadas y comprometidas con el proceso que están haciendo alcanzan la maternidad por alguna de estas vías. O sea, hay muchos caminos porque no es madre quien pare, sino la que cría. Así pues, Lao-Tsé dijo Un viaje de mil millas empieza dando el primer paso. Y nosotras os queremos invitar a que des el tuyo y que puedas, si necesitas recobrar aliento, recurrir ayuda profesional especializada para recobrar fuerzas y seguir adelante. Gracias. 

Grether

 

Por mi parte agradecerles y invitarlas a que nos visiten a que cuenten con todo nuestro apoyo, con la profesionalidad que ponemos cada día en todas nuestras pacientes. En ese día a día en que abrimos las puertas de nuestras consultas y estamos pensando en qué acción siguiente puedo hacer para ayudar y para poder darle la felicidad a la paciente que lo necesita con todas las herramientas que tenemos en nuestras manos y con todo el acompañamiento que que podamos hacerle. 

Efectivamente. Muchísimas gracias. Muchísimas gracias. Muchísimas gracias a ustedes y nos vemos en la próxima.

Enlace para acceder a la charla:

Abrir chat