fbpx

INSEMINACION ARTIFICIAL

Desde 800 Euros

               FIV

20% DESCUENTO

Cada paciente es diferente, pero juntos sabremos encontrar cuál es el tratamiento que mejor se adecua a tus condiciones.

 

Criopreservación de Esperma

¿En qué consiste?

La criopreservación seminal preventiva consiste en la congelación y almacenamiento de espermatozoides con fines reproductivos.

 

¿Cuándo está indicada?

  • Necesidad de tratamientos que pueden reducir o anular su capacidad reproductiva (cirugía, quimioterapia, radioterapia).
  • Dificultad en la obtención de muestra seminal destinada a tratamientos de reproducción asistida.
  • Deterioro progresivo por causa conocida o desconocida de las características de los espermatozoides. 
  • Recuentos espermáticos extremadamente bajos que hagan aconsejable la acumulación de espermatozoides procedentes de diversos eyaculados.
  • Otras causas en las que se desee preservar la fertilidad sin indicación médica.

Procedimiento

Es necesario realizar análisis de sangre previos y posteriores a la congelación seminal para determinar el riesgo infeccioso. Si la conservación definitiva del semen supusiera riesgo de esta naturaleza, el paciente deberá aceptar las medidas específicas de conservación que resulten necesarias. 

El paciente entregará una primera muestra seminal, que será analizada y congelada. En función de su calidad, se aconsejará sobre el número de muestras adicionales que debe entregar para disponer de suficiente cantidad de espermatozoides congelados para su uso reproductivo posterior. El número de congelaciones seminales también estará condicionado por la indicación de dicha congelación. 

Una vez finalizada la recogida y congelación de muestras, el paciente podrá solicitar un informe donde se hará constar el número y las características en fresco de las muestras seminales almacenadas. 

Los pacientes que deciden congelar semen cuando ya han iniciado o completado un tratamiento que puede interferir con la producción espermática, podrían encontrarse en dos situaciones respecto a la calidad seminal:

• Ausencia de espermatozoides en el eyaculado, confirmada por el análisis de la primera muestra. En ese caso resultaría innecesaria la congelación.

• Presencia de espermatozoides, que podrían o no haber sido afectados negativamente por el tratamiento recibido.

Dado el posible restablecimiento de la producción espermática en algunos casos, puede ser aconsejable la realización de análisis seminales posteriores a la congelación.

Resultados

La criopreservación espermática es una técnica útil, pero no garantiza el mantenimiento de la calidad biológica de los gametos ni asegura su capacidad fecundante futura. Incluso en el caso de que dichos espermatozoides conserven tras su descongelación una aparente calidad biológica, no puede asegurarse la consecución de una gestación a partir de esta muestra, ni aun en el caso de que el paciente haya tenido descendencia previa.

Riesgos

  • El proceso de congelación y descongelación reduce de forma inevitable la calidad seminal, disminuyendo el porcentaje de espermatozoides vivos y móviles. Los espermatozoides que no resultan dañados conservan su capacidad fecundante, que no se ve afectada por la duración del periodo en que se mantengan congelados.

• En el caso de padecer alguna enfermedad que requiera la aplicación de tratamiento potencialmente esterilizante, dicho tratamiento podría tener repercusiones sobre la calidad biológica o la normalidad genética de los espermatozoides criopreservados.

Estos efectos pueden comprometer el éxito de las técnicas de reproducción asistida aplicables en un futuro, o la viabilidad de la descendencia. Igualmente, resulta posible la transmisión de defectos genéticos, enfermedades y factores de riesgo hereditarios. 

Existen pruebas suficientes para considerar que la edad del hombre influye negativamente sobre la capacidad procreativa, aunque de forma mucho más progresiva y leve que en la mujer. Este tipo de consideraciones justifica que diversas sociedades científicas y legislaciones limiten la edad máxima de los donantes de semen a los 40-50 años. Sin embargo, y a diferencia de lo que ocurren en la mujer, no se han establecido hasta la fecha restricciones formales de edad a los hombres que desean procrear.

Aspectos legales generales relacionados con la reproducción asistida

El marco jurídico regulador de la reproducción humana asistida está constituido fundamentalmente por la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida. En esta norma se proclama que las técnicas tienen como objetivo principal la solución de los problemas de esterilidad humana, para facilitar la procreación, cuando otras terapéuticas se hayan descartado por inadecuadas o ineficaces; y, también, que el semen puede crioconservarse en bancos de gametos autorizados durante la vida del varón de quien procede. Además, por lo que se refiere al almacenamiento y procesamiento de las muestras de semen para uso diferido, ha de tenerse en cuenta lo previsto en el Real Decreto 1301/2006, de 10 de noviembre, en cuyo Anexo IV se establece la realización de, al menos, los siguientes tests serológicos para evaluar el riesgo de contaminación cruzada:

• HIV 1 y 2.

• Hepatitis B y C

• Sífilis

Los gametos propios criopreservados podrán ser donados para investigación, pero la donación con fines reproductivos sólo será posible si se cumplen todos los requisitos legales para los donantes de semen. Finalmente, en cualquier momento el varón puede disponer la destrucción de sus muestras seminales o el cese de su mantenimiento, previa solicitud por escrito dirigida al banco de gametos. En relación con la posibilidad de tener un hijo póstumo con la muestra de semen, la ley indica que sólo podrá determinarse legalmente la filiación si el material reproductor se encontrase en el útero de la mujer en la fecha de la muerte del marido (o varón no unido por matrimonio), excepto si éste hubiese prestado su consentimiento en el documento de consentimiento informado de las técnicas, en escritura pública, testamento o documento de instrucciones previas, para que su material reproductor pueda ser utilizado en los doce meses siguientes a su fallecimiento para fecundar a su mujer. Este consentimiento podrá ser revocado en cualquier momento con anterioridad a la realización de las técnicas.

Puedes acceder a cualquiera de las otras técnicas genéticas para saber detalles de cada una.

Accede aquí a todas las Técnicas 

ICSI

Es una variante de la FIV, que se aplica cuando las tasas de fertilización esperadas serían nulas o muy bajas con FIV convencional

Embrioscope

Es un incubador de última generación, que nos permite observar la evolución del embrión desde el momento de la fecundación, hasta el de la      transferencia al útero de la paciente,

Eeva

Test de evaluación precoz de viabilidad embrionaria.
El sistema EEVA detecta automáticamente las divisiones embrionarias sin necesidad de sacar los embriones del incubador, manteniendo por tanto las condiciones óptimas de culti

Vitrificación de Ovocitos

Congelación ultrarrápida de ovocitos -vitrificación-, que impide la formación de cristales de hielo que dañaban la célula en la congelación convencional.

Biopsia Testicular

La biopsia testicular es aconsejada cuando se confirmar el diagnostico de ausencia de espermatozoides en el eyaculado.

Crioperservación de Esperma

Consiste en la congelación del semen en nitrógeno líquido, donde se conserva a -196º, manteniendo su capacidad fertilizante durante años.

Blastocisto

Mejor selección embrionaria.
Permite una sincronización más fisiológica entre el estadio embrionario y la receptividad endometrial, ya que esta la fase previa al momento de la implantación.

MACS

Método eficiente y no invasivo, nueva evolución en la selección espermática, nos permite realizar tratamientos de reproducción con muestras de espermatozoides altamente purificadas y con baja fragmentación de su ADN.

¿Tienes otra pregunta?

Escríbenos a: gaia@clinicafertilidadgaia.com

ó llámanos — (+34) 633 06 08 66